Skip to main content
historia

[ESP] ¿SOMOS EL RESULTADO DE NUESTRA HISTORIA?

Puede ser que todos conozcamos a alguna persona que cuando es evaluada por sus actos en alguna situación (ya sea esta evaluación positiva o negativa), digan: “yo soy así”, “es lo que hay, las circunstancias me han hecho así”, “siempre he sido así y ya está”, etc. ¿Qué es lo que se te pasa por la cabeza cuando escuchas estas afirmaciones?

Podemos decir que somos el resultado de nuestra historia, de lo que hemos vivido desde que nacemos, de lo que hemos visto y de lo que nos hemos rodeado. Cada persona es “única”, porque aunque hayamos vivido situaciones similares, nunca serán la misma y, además, la vivimos de manera diferente a la otra persona. Pero debemos tener claro un aspecto importante en esta afirmación: que seamos el resultado de nuestra historia, no nos determina. Nos puede condicionar e influenciar en nuestros pensamientos y en nuestros actos, pero nunca determinar. Es decir, podemos cambiar esa manera de actuar. Ahora bien, una vez que entendemos esto, nos convertimos en los protagonistas del resto de nuestra historia, investigamos, leemos, aprendemos que las cosas no son como las vemos, esa es únicamente nuestra interpretación de las mismas. Es entonces cuando nos podemos hacer cargo de nuestra existencia y de nuestras acciones. Nos hacemos responsables de nuestra vida, de lo que hagamos en nuestro presente y en nuestro futuro.

Es muy probable que, nos resulte más fácil (o al menos cómodo) decirnos y decir a los demás: “yo soy así” (como decíamos en un inicio). Ya que de esta manera justificamos nuestros actos y reforzamos “nuestro yo”, nuestra identidad, nuestra personalidad, o la que al menos creemos y queremos dar a conocer a los otros. Además, si lo que hacemos produce efectos negativos hacia los demás, es una manera de excusarnos de que “como soy así, no puedo hacerlo de otra manera, no es mi culpa”. Pero, ¿realmente no lo puedo hacer de otra manera? Y si pudiera ¿cómo lo haría? Durante nuestra vida, estamos aprendiendo constantemente y, cuanto más nos abrimos a experiencias nuevas y a conocer personas diferentes, vemos infinidad de alternativas que antes ni siquiera se nos habían pasado por la cabeza. Cuando tomamos una actitud abierta hacia los demás, hacía las diferentes culturas, hacía personas totalmente diferentes a nosotros, empezamos a darnos cuenta de que podemos hacer las cosas diferentes, y a lo mejor de esa manera cambiar y mejorar de cómo lo hacía hasta ahora.

Y ahora os dejo unas preguntas para reflexionar sobre este tema:

Cuando analizo y veo porque actúo como actúo, veo que soy el resultado de mi historia, ¿cómo me siento?

Si soy el resultado de mi historia, pero ésta no me determina, ¿qué puedo hacer a partir de ahí?

Cuando soy consciente de que con mis actos hago daño a otra persona, ¿qué me digo? ¿Qué podría hacer de diferente para no tener ese resultado negativo?

Cuando lucho por mis objetivos y no los consigo, ¿Cómo me siento? ¿Qué podría hacer de diferente?

Des del coaching os podemos acompañar a realizar estos cambios, estas mejoras en vuestro día a día. Así poder conseguir un mayor bienestar en tu vida.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *